PREFACIO.

 

El presente libro consiste en una serie de enseñanzas dadas a varios hermanos que son parte de distintas iglesias locales de la Región Metropolitana, Chile. Todos los capítulos de este libro corresponden a las transcripciones de distintas reuniones que se celebraron entre el año 2016 y 2018. A estas reuniones se le ha llamado ‹‹Escuela de la obra›› o ‹‹Reuniones de equipamiento››, y se realizaban una vez por mes, en la comuna de Peñaflor, balneario La Represa; esto, hasta que comenzó el estallido social en Chile[1] y posteriormente la pandemia por COVID-19.

Los expositores de cada una de estas enseñanzas quisieron conservar el estilo de cada predicación realizada, por lo que cada capítulo será para el lector como estar en aquellas reuniones. Se conservaron las digresiones que se realizaron y las oraciones de los expositores antes de partir cada reunión, porque los hermanos estimaron que al hacer esto se sumerge a los lectores al carácter íntimo de la comunión fraternal de los santos, permitiéndoles así ser parte de aquellos hermosos momentos, lo cual esperamos no sea una molestia para el lector, sino por el contrario, una bendición. Lo único de este libro que no fue parte de las reuniones, es la introducción que viene a continuación de este prefacio, y es debido a que la grabación de la introducción a las doctrinas fundamentales que se realizó, no se encuentra disponible. Por lo tanto, el hermano J. C. Orellana desde sus notas realizó una introducción que contempla un índice general, para que se tenga una información panorámica de los diferentes puntos fundamentales de la doctrina cristiana que estaremos enseñando. En cuanto a esto, el presente libro forma parte de la serie de Bibliología, que sería la primera doctrina que se trató.

Cada capítulo fue revisado y editado por su expositor, junto con ser revisado por otros hermanos que se han considerado idóneos y serios para esta labor. Debido a la edición, es natural que algunas cosas cambien en comparación con los audios, lo cual se debe a correcciones, omisiones, mejoras, entre otras cosas, aunque el estilo de enseñanza oral se mantiene. Por lo tanto, con la carga de la Palabra de Dios en nuestro corazón al considerar lo que el Espíritu Santo nos ha dicho por el apóstol Pablo:

11 Y Él mismo dio: unos, apóstoles; otros, profetas; otros, evangelistas; y otros, pastores y maestros; 12 a fin de adiestrar[2] a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo del Mesías, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno° del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud del Mesías.” (Ef. 4:11-13, BTX III).

Es que nos hemos propuesto considerar juntos una serie de temas fundamentales para la fe cristiana con el fin de contribuir en el camino de la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios.

Cabe señalar, además, que las doctrinas cristianas han de nacer –principalmente– del estudio dedicado y cuidadoso de la Biblia, es por esto que nuestra primera serie a considerar es sobre Bibliología, es decir, que partiremos estudiando juntos lo que tiene relación a los Textos que Dios nos ha dado, puesto que es importante examinar la fuente desde donde obtendremos la información doctrinal del cristianismo. Con este libro quisiéramos contribuir a esto, junto con destacar la responsabilidad y privilegio que le ha sido otorgado por Dios a todo cristiano regenerado, al darnos las Santas Escrituras. Cada santo debería comprender que la lectura y estudio de la Palabra de Dios no es el privilegio de algunos, sino el de todos; de la misma manera, debería comprender que no es la responsabilidad de algunos leerla, sino de todo cristiano honesto que tiene el Espíritu de Dios. Es por esto que Pablo les encarga a las mujeres que ante cualquier duda surgida en una reunión de iglesia consulten a sus maridos al llegar a su hogar (1Co. 14:34-36), para lo cual, el marido debería estar completamente equipado para responder o tener las herramientas para investigar. Así que no es solo la responsabilidad y privilegio de los predicadores, sino también de los maridos, de los jóvenes, de los hijos, de las madres, de todos los que conforman la Iglesia del Señor.

Téngase presente que, en el presente libro, sólo trataremos la primera serie SOBRE LAS SANTAS ESCRITURAS Y SU LECTURA (panorámica de Bibliología). Y  esperamos que sea de edificación a todos los santos que lo leen.

La gracia y la paz de Dios nuestro Padre y del Señor Jesús sean con todos ustedes.

“Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.” (Ap. 7:12, RV 1960).

 


 

[1] 18 de octubre del 2019.]

[2] Adiestrar: Gr. Lit. Equipar, adiestrar, entrenar.